Cubos de percepción

32,85 IVA incl.

Conjunto de 8 cubos translúcidos de percepción de diferentes colores.

Hay existencias

Conjunto de 8 cubos translúcidos de diferentes colores. Están fabricados con materiales totalmente seguros libres de sustancias tóxicas y por tanto, pueden usarse desde edades muy tempranas.
Su tacto es muy suave y su tamaño (3,5 cm de lado) permiten que sean manipulados fácilmente por las manos pequeñas de los bebés, explorarlos y examinarlos con todos sus sentidos.

Al ser translúcidos, son ideales también para mirar alrededor y ver la transformación que sufre el mundo al teñirse de colores diferentes. Es divertido ver a los familiares y amigos con la cara roja, verde o los cielos azules intensos que se observan a través de ellos. Su ligero efecto lupa también deforma los contornos y lo hace más atractivo.

Sin duda, su uso en mesas de luz o junto a ventanas, realzan su naturaleza y abren muchas vías de exploración. Al combinar el reflejo de dos de ellos, se crean combinaciones de colores diferentes que a los niños y las niñas les encanta descubrir. Tan sencillo como dejar que la luz del sol incida en ellos para que se haga la magia con la mezcla de colores.

Igualmente, sirven para apilar unos encima de otros como bloques de construcción sencillos y por supuesto, como piezas sueltas no estructuradas dentro de los minimundos, creando imaginativas escenas en las que desarrollar diferentes aventuras.

No recomendamos su uso con arena u otros materiales abrasivos que puedan rayar la superficie. Después de usarlas se pueden lavar con agua tibia y jabón.

Cubos de percepción

32,85 IVA incl.

Conjunto de 8 cubos translúcidos de percepción de diferentes colores.

Hay existencias

Conjunto de 8 cubos translúcidos de diferentes colores. Están fabricados con materiales totalmente seguros libres de sustancias tóxicas y por tanto, pueden usarse desde edades muy tempranas.
Su tacto es muy suave y su tamaño (3,5 cm de lado) permiten que sean manipulados fácilmente por las manos pequeñas de los bebés, explorarlos y examinarlos con todos sus sentidos.

Al ser translúcidos, son ideales también para mirar alrededor y ver la transformación que sufre el mundo al teñirse de colores diferentes. Es divertido ver a los familiares y amigos con la cara roja, verde o los cielos azules intensos que se observan a través de ellos. Su ligero efecto lupa también deforma los contornos y lo hace más atractivo.

Sin duda, su uso en mesas de luz o junto a ventanas, realzan su naturaleza y abren muchas vías de exploración. Al combinar el reflejo de dos de ellos, se crean combinaciones de colores diferentes que a los niños y las niñas les encanta descubrir. Tan sencillo como dejar que la luz del sol incida en ellos para que se haga la magia con la mezcla de colores.

Igualmente, sirven para apilar unos encima de otros como bloques de construcción sencillos y por supuesto, como piezas sueltas no estructuradas dentro de los minimundos, creando imaginativas escenas en las que desarrollar diferentes aventuras.

No recomendamos su uso con arena u otros materiales abrasivos que puedan rayar la superficie. Después de usarlas se pueden lavar con agua tibia y jabón.

Productos

Suscríbete a nuestro boletín

Te informaremos de nuestras novedades, ofertas y promociones exclusivas.

Política de Privacidad

Te has suscrito correctamente. ¡Gracias!